Los usuarios van a poder cambiar de compañía de telefonía fija mucho más rápido a partir del año que viene. De los 5 días laborable que se tarda ahora, el plazo pasará a 1 día laborable.

 

Portabilidad fija en 1 día

Corriendo hacia una nueva compañía. Foto cortesía de kk+

Después de lanzar su propuesta en enero y recibir las aportaciones de los operadores, la CMT ha fijado las características definitivas del nuevo proceso de portabilidad [consulta la resolución]. Estas son las novedades:

  • Se reducen los plazos

Hasta ahora, cambiar de compañía de teléfono fijo implicaba un total de 5 días laborables. A partir de 2013, se reducen los plazos hasta 1 día laborable.

  • Cambiar de compañía de fijo y banda ancha

El proceso de portabilidad es algo distinto cuando el usuario quiere cambiar conjuntamente de operadora de telefonía fija y de banda ancha. Antes de poder realizar la portabilidad del número de teléfono, los operadores implicados han de realizar trabajos coordinados previos en la central telefónica para poder proveer el servicio de banda ancha. Por eso el plazo total (provisión de la banda ancha más portabilidad telefónica) es más amplio que en una portabilidad sin banda ancha.

A la vez que ha aprobado las nuevas especificaciones de la portabilidad, la CMT ha decidido iniciar un procedimiento para reducir también los plazos de provisión de la banda ancha. Así, el usuario verá reducido los plazos totales cuando contrate un nuevo proveedor de banda ancha y telefonía fija.

  • A partir de julio de 2013

El nuevo procedimiento de la portabilidad fija estará implementado a partir del 1 de julio de 2013.

  • Cancelar la portabilidad, más sencillo

Una de las novedades que ha incorporado la CMT es que el operador que gana al cliente (el operador receptor) estará obligado a informar al usuario de cuál es el día límite para cancelar su portabilidad. Hasta ahora, los usuarios no conocían cuál era el momento límite para poder “arrepentirse” del cambio de operadora.

Para poder cancelar la portabilidad, el usuario tendrá que dirigirse al operador receptor, es decir, a aquel al que pensaba portarse.

  • Evitar fraudes como el slamming

El slamming es el cambio de compañía que se produce sin la autorización del cliente. Para evitar este tipo de fraudes, cuando un operador sospeche que su cliente esté siendo víctima de slamming, podrá requerir al operador receptor que cancele la portabilidad en curso (siempre y cuando tenga el consentimiento verbal o escrito de su cliente).

España es uno de los países europeos con mayor número de portabilidades. En 2011 se alcanzó la cifra de 1,97 millones de números portados en telefonía fija y de 5,58 millones de móvil.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •