Hace poco os hablábamos sobre el panorama actual del tethering, la técnica que permite la conexión a internet utilizando nuestro teléfono móvil como dispositivo de acceso. Por aquel entonces el servicio ya llevaba un tiempo en el punto de mira de los operadores, que no se reprimían a la hora de suprimir las versiones que no estaban contratadas mediante una tarifa especial.

Red cerrada. Foto cortesía de cattx

Lo que no sabemos es si AT&T, Verizon y Sprint han tenido en cuenta a la hora de fijar las tarifas el reciente estudio de Ericsson. A pesar de que el informe es un sobresaliente documento sobre variables macro de las telecos, hay un par de detalles en los topes de las tarifas de datos y en el patrón de uso de las mismas que nos han llamado la atención: el tethering puede salirnos caro.

El estudio Traffic and Market Data de Ericsson revela que el mayor volumen de tráfico de datos se registra en los ordenadores portátiles, incluidos aquellos que emplean el tethering a través de un dispositivo MiFi o mediante un smartphone. En concreto, uno de estos ordenadores mueve de 1 Gb a 7 Gb de media al mes, en comparación con los 500 Mb de un smartphone y los 800 Mb de un tablet.

Así, las tarifas de datos ofrecidas por los operadores que admiten el tethering (normalmente de 4 ó 5 Gb al mes), les quedarían grandes a los usuarios que únicamente hicieran uso del smartphone o del tablet y habría pocas posibilidades de que se enfrentaran a cargos extra por excederse del límite, pero no serían suficientes para su uso de navegación como PC portátil a través de tethering. Esto supone que quien utiliza su tarifa de datos móvil para trabajar desde un PC se arriesga consumir más allá de lo contratado tarifa, lo que puede ocasionarle cargos adicionales o una bajada sustancial de la velocidad de navegación, dependiendo del tipo de tarifa contratada o del operador.

Para la banda ancha móvil, el mismo estudio de Ericsson distingue entre el volumen de datos consumidos en exceso de la tarifa de datos y aquellos que, una vez abonado el importe de la tarifa, no se consumen.El rango de datos no consumidos, según el informe, oscila desde el 15 por ciento en el caso de los usuarios con tarifa plana de 1 Gb hasta el 60 por ciento para los de tarifa plana de 15-20 Gb. Por su parte, los datos consumidos en exceso van desde el 12 por ciento de los usuarios con la tarifa más elevada hasta el 30 por ciento de la que tiene un cap más bajo.

«Las sesiones [de conexión] en los PC portátiles son mucho más extensas, principalmente durante el día y las primeras horas de la tarde, pero durante el atrdecer y la noche estas máquinas suelen apagarse. En contraste, los smartphone y las tabletas presentan sesiones de conexión más cortas y frecuentes durante todo el día. En cuanto al uso de Internet, las tabletas se parecen más al móvil que al PC», asegura el estudio de Ericsson ¿Quizás porque la tableta, una vez en casa, suele conectarse al wifi de la red fija?

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •