Los ingresos son la mejor manera de predecir cómo se usa Internet, al menos en EE UU. Un reciente estudio de Pew Internet revela que los más ricos no sólo usan más la web, sino que también la usan mejor. Los ciudadanos con más dinero tienen una intensidad de uso mayor: consultan con más frecuencia su correo electrónico, pagan facturas on line, leen prensa electrónica o contratan paquetes de viajes en la red.

El dinero dicta el uso de Internet. Foto en Flickr de Don Hankins

El dinero dicta el uso de Internet. Foto en Flickr de Don Hankins

Aquí ya no hablamos de brecha digital propiamente dicha (por acceso a banda ancha), puesto que buena parte de la comparativa se refiere a hogares que, todos ellos,  tienen conexión a Internet.

Para realizar este estudio, la consultora Pew Internet ha tenido en cuenta el uso de Internet en los hogares estadounidenses en cuatro tramos de ingresos diferentes: menos de 30.000 dólares/año, entre 30.000-50.000 dólares/año, entre 50.000-75.000 dólares/año, y más de 75.000 dólares/año.

Los usuarios de Internet más adinerados tienden a conectarse a Internet varias veces al día, ya sea en el trabajo o en  casa; el 86% aseguró que se conecta más de una vez al día, mientras que en los casos con menos ingresos el porcentaje se queda en un 54%.

Un 80% de los usuarios de ingresos superiores, por ejemplo, leen noticias online; en comparación, sólo el 25% de los usuarios con ingresos bajos hace lo mismo  (aunque las diferencias entre grupos de sueldo, por ejemplo, son mucho más pequeñas si hablamos de ver las noticias en la TV o en papel). Aquí se ve como la intensidad de uso viene determinada por el nivel de ingresos:

Fuente: Pew Internet

Fuente: Pew Internet


Fuente: Pew Internet

Fuente: Pew Internet

Este estudio demuestra que los ingresos definen el uso y el acceso a Internet mejor que otras circunstancias como pueden ser la raza, el género o el nivel educativo. Precisamente sobre estos otros condicionantes ya escribimos un post en este blog: Brecha digital, no todo es cuestión de dinero.

Para los analistas de Pew, no es sorprendente la correlación entre los ingresos y las actividades en Internet, lo que más sorprende es la gran escala de diferencia entre sueldo y uso. Y es que, una vez que una familia modesta de clase media compra un ordenador y accede a Internet con una tarifa plana, ¿por qué  pasa mucho menos tiempo comparando e investigando productos on line que otro ciudadano más rico?

Por cierto que, aunque Pew Internet demuestre que los más adinerados se conectan más, parece que no por ello socializan más. De hecho, una encuesta del centro SEI Wealth Network, compañía de asesoría patrimonial norteamericana, concluye que, cuanto más recursos se tienen, menos tiempo se dedica a participar en redes sociales como Facebook o Twitter. Así, aunque la mayoría de millonarios en Estados Unidos se han registrado a sitios de medios sociales, no tienen tiempo de usarlos, al menos no a diario, como otros compatriotas menos adinerados.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •