Igual mañana nos toca el Gordo y, en vez de publicar un post como este, nos dedicamos a descorchar botellas de champán como locos.

Está preparada para jugar on line. Foto cortesía de Pringle Hill

Está preparada para jugar on line. Foto cortesía de Pringle Hill

Y ¿Por qué no?, igual alguno de los afortunados de mañana es de los que compró su décimo por Internet y ¡bingo! se hace millonario gracias a un click. Si echamos un vistazo a las cifras que obtuvieron los juegos y apuestas por internet, todo es posible.

Entre 2008 y 2009, los ingresos de las apuestas y juegos de azar on line aumentaron casi un 17%, hasta facturar un total de 355, 58 millones de euros. Aquí tenéis su evolución en los últimos años.

Evolución de los ingresos por juegos de azar y apuestas on line. Fuente CMT

Evolución de los ingresos por juegos de azar y apuestas on line. CMT

Con los últimos datos disponibles que tenemos, en el segundo trimestre de 2010 los ingresos por esta actividad alcanzaron los 108 millones de euros, un 25% más que en el mismo trimestre del año anterior.

El informe de la CMT, bajo el epígrafe  “juegos de azar y apuestas,” recoge los datos de actividades que, según la Clasificación Nacional de Actividades Económicas(CNAE), están relacionadas con la compra y venta de productos por Internet de casinos y salas de juego, loterías y apuestas, etc.

¿Cómo se reparte este negocio?

La mayor parte del negocio de las apuestas y juegos on line se lleva a cabo en sitios web ubicados en el extranjero. Así, por ejemplo durante los seis primeros meses del año, el 80% de los ingresos generados por esta actividad fueron por apuestas realizadas desde España con origen a sitios web extranjeros. Concretamente, de los 214 millones de euros registrados, 171 millones se generaron por intercambios desde España con el exterior.

gráfico_proporción

Proporción del volumen de negocio de los juegos on line por áreas geográficas. Fuente CMT

Y si atendemos al número de transacciones realizadas desde España con el extranjero vía comercio electrónico, más de lo mismo. Esta rama  es la que copa los primeros puestos desde hace bastantes trimestres. Sólo tenéis que ver la línea azual del gráfico de aquí abajo.

transacciones

Número de transacciones desde España con el Exterior. Fuente: CMT

De media el gasto de usuario por cada operación fue de 56 euros. Los juegos de azar y apuestas on line  generaron el 13,3% del total de las operaciones por comercio electrónico desde España con el exterior, lo que se tradujo en 1,56 millones de operaciones.

Regulación y juego on line

Para entender por qué casi todo el volumen de negocio de esta actividad se concentra en webs extranjeras os recomendamos leer este post de Carlos Blanco. Entre otras cosas comenta que en la actualidad «los principales operadores están trabajando mayoritariamente con licencias de juego en Malta o Gibraltar».

En 2008, la Ley de Sociedad de la Información recogió que el gobierno debería presentar una regulación para este sector. De momento estamos a la espera, aunque parece que pronto estará lista. Entre las cosas que están sobre el tapete ;P está la forma en que se gravarán estas actividades y la concesión de licencias para operar en España.

En la actualidad, según Sacha Michaud, presidente de la Asociación Española de Apostadores por Internet, no existe ninguna casa de apuestas on line española. En cuanto a la fiscalidad, lo que se debate es que estas actividades se graven o bien sobre el volumen (aplicado sobre cada transacción) o bien sobre los beneficios que obtienen los operadores de apuestas y juegos (una vez descontados los premios). Lo que parece es que el Gobierno se va a decantar por la primera fórmula, situación que según las asociaciones sectoriales les perjudicará.

Haciendo cábalas y apuestas on line

En todo caso, quede como quede la ley de juego, nos preguntamos si en las web de apuestas habrá sitio para las cábalas que causaron furor entre los jugadores durante el siglo XIX. Sus creadores las vendían con el beneplácito de los administradores de Lotería.

«A lo largo del siglo XIX aparecieron numerosas y muy variadas cábalas, desde métodos vulgares basados en las cartas de la baraja y diccionarios de interpretación de sueños, hasta complejísimas combinaciones y tablas numéricas, todas ellas aseguraban su infalibilidad y garantizaban el acierto a la hora de escoger los números.

Tras los sorteos, los autores demostraban cómo sus métodos habían funcionado para elegir los números agraciados y el público, entre inculto y confiado, en lugar de enfadarse por la estafa se lamentaba de no haber sido capaz de descifrar el número que con tanta claridad se le había anunciado…».

Lo explican en el apartado «Rarezas» de la web de Loterias y Apuestas del Estado.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •