X fibras x Y edificios = ¿?   Foto cortesía de alvazer

X fibras x Y edificios = ¿? Foto cortesía de alvazer

Habrá multifibra en el interior de los edificios franceses, tal como defendía el regulador francés, bendecido además por la autoridad de competencia y la Comisión Europea. Pero a cambio, France Télécom ha hecho realidad sus amenazas y ha “congelado” sus inversiones en fibra hasta el hogar (ftth).

El regulador de las telecos francés decidió que el primer operador que llegase a un edificio debería tender varias fibras si otro operador se lo pedía. Sólo sería obligatorio en las zonas más densamente pobladas y la otra empresa debía estar dispuesta a costear parte de la inversión. Y aquí es donde empiezan las discrepancias.

¿Un sobrecoste del 5% o del 40%?
Arcep estima que tender varias fibras en un edificio en lugar de una sola, tan solo encarecería la inversión un 5%. France Télécom, que se ha opuesto desde el principio, calcula que la obra subiría un 40%. Lo dijo su presidente, Didier Lombard, y lo han cumplido: despliegue de fibra óptico congelado.

En España, la CMT decidió que el primer operador que llegue y cablee con fibra un edificio deberá dar acceso razonable a sus infraestructuras a otros operadores que lo soliciten. Así no habrá que importunar a los vecinos del bloque con sucesivos tendidos de fibra.

Además los precios tendrán que ser razonables y los operadores deberán llegar a acuerdos privados. Sólo si las negociaciones no tienen éxito, podrá intervenir la CMT.

Treinta millones de inversión
Mientras en Francia todavía siguen las disputas monofibra-multifibra en los edificios, hemos leído que previsiblemente el gobierno francés anunciará en diciembre un plan nacional de despliegue de fibra óptica de 30 millones de euros. En las zonas rentables, los operadores privados llevarán la iniciativa, pero en el resto de áreas se están discutiendo soluciones como colaboraciones público-privadas o financiación 100% pública.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •