• Subirse a la nube

     • noviembre 11, 2009 • Banda ancha, Sociedad de la Información, Telefonía móvil • 5 Comentarios

    0 Flares 0 Flares ×

    La nube en los lugares más inospechados. Foto cortesía Tbcartoon

    La nube en los lugares más insospechados. Foto cortesía Tbcartoon

    Quién en 2008 aventuraba que el cloud computing sería la revolución tecnológica del año, a la altura del impacto que supuso en el sector Youtube o el lanzamiento del IPhone, no se equivocaba. Aunque cada vez son más las empresas que se animan a contratar servicios cloud (recientemente Microsoft e IBM) , Google es sin duda la compañía con mayor trayectoria ofreciendo aplicaciones en nube (gmail, google docs, slideshare..,). Pero todavía quedan quienes sienten vértigo al pensar en sus datos más preciados suspendidos en algún proveedor en la red.

    Entre las operadoras de telecomunicaciones españolas, Telefónica ya ha apostado por la arquitectura en nube con el lanzamiento de su plataforma Aplicateca en la segunda jornada de  Simo Network 2009.

    El encuentro tecnológico, celebrado en Madrid del 23-24 de septiembre,  se inauguró este año con la conferencia de Nicholas Carr, el gurú por excelencia del cloud computing . Carr basándose en las estadísticas de un estudio presentado por F5 Networks aseguró que “el 52% de las grandes corporaciones de EEUU ya usa aplicaciones en red, el 18 % las está implantando, el 13 % las está probando, el 17 % las está discutiendo y sólo un 1% las ha rechazado”.

    En la marea de definiciones, un grupo de representantes (empresas tecnológicas, programadores y proveedores de servicios cloud)  escogidos por F5 llegaron al siguiente consenso:

    “El cloud computing es un estilo de computación que proporciona recursos, dinámicamente escalables y a menudo virtualizados,  como servicios. Los usuarios no necesitan tener conocimientos, experiencia o control sobre la infraestructura de tecnología en la “nube” que les da soporte”. Por tanto, al contratar servicios en cloud las empresas disponen de sus aplicaciones y de sus datos almacenados en un servidor de internet, en vez de en uno personal o de empresa,  y pueden acceder a ellos desde cualquier dispositivo (móvil, blackberry, pda, portátil).

    Una buena guía para todas aquellas empresas que se plantean subir a la nube es el Open cloud manifesto, un tratado al que ya están suscritas importantes compañías del ámbito tecnológico como SAP, Cisco o Adobe. Otra iniciativa que aporta consejos, manuales de buenas prácticas y nuevos desarrollos en la “nube”  es la que ofrece la comunidad online Eurocloud, lanzada recientemente en siete países europeos entre los que también se encuentra España.

    Las principales incertidumbres: seguridad y  protección de datos

    Aunque la adopción del nuevo paradigma del cloud computing trae una serie de ventajas debajo del brazo (ahorro en mantenimiento y gestión, fácil escalabilidad de las empresas, ubicuidad, etc..,), también genera incertidumbre entre las empresas a la hora de decidirse a contratar este servicio. Entre las posibles desventajas, la empresa experta en seguridad informática National Institut of Standards and Technology (NIST) señala las siguientes:

    • Falta de control sobre los datos, puesto que están alojados en lugares ajenos.
    • Problemas de confidencialidad de la transmisión de esos datos: necesidad de nuevos sistemas de encriptación más seguros.

    Un caso reciente es el de los usuarios del servicio Sidekick de T-Mobile USA, que el pasado 13 de octubre perdieron los datos almacenados online en su proveedor.  Como indican en un artículo del portal tecnológico Comunidad TIC,   todo apunta a que la pérdida fue debida a una actualización de los servidores que será irremediable, aunque no necesariamente irreemplazable (desde los dispositivos locales).  La compañía advirtió a sus usuarios que,  para no perder la totalidad de sus datos,  no debían dejar descargar o retirar sus baterías. Para los peor parados, la operadora germana ha provisto de un descuento de 100 dólares canjeables en servicios de la compañía.

    En la primera jornada de Simo representantes de Microsoft, Sap, Google, Oracle y Hp abordaron estos y otros retos del mundo cloud en la mesa redonda: “La nube y sus implicaciones: hacia dónde va la informática corporativa”.

    Telefónica as a service

    Telefónica también aprovechó el evento tecnológico para mostrar su nueva plataforma de servicios cloud bautizada como Aplicateca. Las pymes y autónomos podrán disponer de la aplicación con una cuota fija al mes por licencia contratada, que oscilará entre los 15-25 euros dependiendo del tipo de aplicaciones: horizontales (contabilidad, pedidos y facturación, e-learning), verticales (sectores de educación, sanidad, jurídico)  así como otras diseñadas para terminales móviles.

    El despliegue e implantación de la plataforma correrá a cargo de la  empresa NEC, mientras que las aplicaciones las ofrecerá un grupo de desarrolladores independientes.

    Otros posts interesantes sobre cloud computing:


    5 Respuestas a Subirse a la nube

    1. Nova6K0
      noviembre 12, 2009 at 16:17

      Tal como decís la inseguridad sobre la “seguridad” de “La Nube” hace que a algunos las únicas nubes que nos gusten, son las del cielo y las de algodón de azúcar.

      Salu2

    2. Pingback: Nubes negras sobre el Internet generativo

    3. Pingback: CMT Blog » Cloud computing ¿utility? y ¿gubernamental?

    4. Pingback: De la nube al tubo: We are not a telco! | CMT Blog

    5. Pingback: Los smartphones cambian el panorama del teletrabajo | CMT Blog

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *