Uno de cada cuatro hogares estadounidenses utiliza solamente el teléfono móvil para comunicarse. Eso significa que, aproximadamente, 52 millones de personas prescinden ya de la línea fija del teléfono en EE UU. Este 25% llega casi a un 50% cuando miramos franjas de edades: entre los 25 y los 29 años, la mitad de los norteamericanos viven sólo con el móvil en casa.

¿Reliquia?. Foto de Cod Gabriel

¿Reliquia?. Foto de Cod Gabriel

Estos datos del estudio del CDC se refieren al segundo semestre de 2009 y representan un incremento del 1,8% respecto a la primera mitad del año pasado. A finales de 2006 el porcentaje de hogares que sólo poseía línea móvil era de un 11%. Los datos fueron recabados por la Encuesta Nacional de Salud, que se lleva a cabo por el CDC (Centers for Disease Control and Prevention) de manera anual. El año pasado, las cifras dejaban en uno de cada cinco hogares la sola presencia del móvil.

La edad es determinante a la hora de decidirse por el móvil. Fuente: CDC

La edad es determinante a la hora de decidirse por el móvil. Fuente: CDC

Si miramos la estadística desde la óptica inversa, en EEUU el porcentaje de hogares que tiene línea fija pero no teléfono móvil es del 15% ( en 2006, esa cifra era del 30%).

El factor edad es determinante para elegir entre teléfono móvil o fijo, aunque cada vez lo es más también el factor de clase económica. Los analistas del CDC han comprobado que, entre los que viven por debajo del nivel federal de pobreza de alrededor de 22.000 dólares/año para una familia de cuatro miembros, un 36% tienen sólo teléfonos móviles.  La crisis económica ha empujado a muchas familias a sacrificar el teléfono fijo:  normalmente, el fijo es más barato, pero nadie está dispuesto ya a sacrificar el uso del móvil y el teléfono tradicional se ha convertido, en muchos hogares, en un gasto mensual difícil de justificar.

Y si la elección de móvil o fijo tuviera que ver con la raza podríamos decir que un 30% de los hispanos sólo cuenta con teléfono móvil, en comparación con el 25% de los negros no hispanos y  el 21% de los blancos no hispanos.

Estos datos contrastan con la situación en muchos países en vías de desarrollo, donde el uso de líneas fijas nunca ha llegado a tener una penetración significativa: sólo uno de cada cuatro habitantes tiene línea fija en China, Argentina, Rumanía o Colombia, por ejemplo.

En España, el 99,3% de los hogares dispone de teléfono (fijo o móvil). El 74,5% tiene ambos tipos de terminales. Un 5,8% de los hogares dispone únicamente de teléfono fijo, mientras que un 19% tiene exclusivamente teléfono móvil para comunicarse desde el hogar. En muchos hogares, especialmente en los unipersonales cuyo componente es joven, es más frecuente aún la contratación exclusiva del servicio móvil. El último estudio de Red.es también pone de manifiesto que la presencia del teléfono fijo en los hogares españoles va perdiendo puntos mes a mes.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •